La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 11


EL PRIMER AVISO

     –¡A tu izquierda, Kim! ¡¡¡A tu izquierda!!!
     El grito de Larian surtió efecto, y Kim logró esquivar los colmillos del lobo. El monstruo volvió sobre sus pasos y estuvo a punto de lanzarse sobre Tamy, pero un conjuro de Leyla logró frenarlo en seco. El animal volvió a ponerse en pie, miró a las chicas y gruñó.
     ¿¡Cómo demonios había aparecido un lobo en la habitación...!?
     Ninguna lo sabía... Simplemente, apareció sin más...
     En la confusión inicial, una de las camas se volcó y terminó bloqueando la puerta. Eso dejó a Larian y a las trillizas atrapadas con el lobo, y el pánico siguiente hizo que Kim y Tamy malgastaron sus conjuros en un desordenado ataque. Sólo Leyla había usado su magia de forma acertada.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 10


JUGANDO A SER ESPÍA

     La primera pentana llegó a su fin y Larian se sintió muy contenta.
     Por un lado, le fue muy bien en sus clases. Por otro, había logrado compañía en su habitación, y pasó de estar sola a tener cuatro compañeras, ya que Callendy también fue bienvenida. Su parsimonia cotidiana brindó el equilibrio perfecto cona las frenéticas trillizas.
     Tal como había prometido, Myrnah la visitó el día Dommer por la mañana. Tía y sobrina pasaron un momento agradable mientras se ponían al tanto con las noticias, aunque el encuentro no tardó en volverse triste. Larian le contó lo que los Muramar le dijeron acerca de la muerte de sus padres, y hasta le habló sobre su imprevisto llanto y las lágrimas que escaparon de su control.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 9


COMPAÑIAS INESPERADAS

     –Hay cosas a las que no me acostumbrro, perro han sido unos días interresantes... ¿Verrdad...?
     –No te lo imaginas, Callendy... –replicó Larian, nerviosa.
     La semielfa estaba tratando de almorzar, pero las manos le temblaban. Callendy pareció notarlo pero, fiel a su comportamiento, no dijo nada. Malmur, por otro lado, disfrutaba de su almuerzo como si fuera un niño y no había notado los nervios de su amiga.
     –¡Vaya! No probaba ésta tarta desde el año pasado ¡Ñam!
     Era Verdin, último día de la pentana, y Larian no tenía más materias hasta la pentana siguiente. Estaba lista para ir a su casa y hablar con su tía acerca de sus primeros días en la academia. Planeaba saludar a los Muramar después del almuerzo, pero no había imaginado almorzar con Callendy y mucho menos con Malmur.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 8


LOS HERMANOS MURAMAR

     Las campanas sonaron demasiado temprano para Larian. Acostumbrada a levantarse después de la hora 10.00, los campanazos de la hora 07.00 fueron una tortura para su cabeza. Su tía le había advertido que ya no podría dormir hasta tarde, como a ella tanto le gustaba. Resignada, lanzó un bufido y se levantó de su cama.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 7


HISTORIAS FRAGMENTADAS

     Larian se sentía muy incómoda para su gusto: muchas miradas fueron hacia ella cuando entró en el salón comedor. El lugar estaba atestado de alumnos que aprovechaban la primer pausa para almorzar. Los materias estaban programadas para que sus pausas coincidieran con los horarios del comedor, aunque los tiempos de cada alumno eran un mundo aparte. Ese día, Larian almorzaría a la hora 12.00 y volvería a las clases a la hora 13.30, pero no siempre sería así. Deriven esquivó con soltura las mesas más colmadas y encontró una mesa vacía en el fondo del salón.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 6


COMIENZAN LAS CLASES

     –Tía ¿Estás segura que el pescado de anoche era fresco?
     –¿Honestamente...? No... ¡Brup!
     –Eso pensé... ¡Burp!
     Larian estaba desesperada. Era el último día hábil de la pentana y tenía que encontrarse con los Muramar en la academia. Pero tanto ella como su tía estaban en cama, descompuestas y con dolor de tripas. Myrnah había preparado pescado la noche anterior y, al parecer, el mismo no estaba en buenas condiciones. Un herbalista amigo les había vendido unas hierbas para hacer té, y la infusión les había aliviado los dolores. Sin embargo, ambas seguían con náuseas y pasaron el resto del día en casa.
     Larian prometió que jamás volvería a comer cualquier cosa que tuviese escamas o aletas...
     Myrnah prometió vengarse del pescadero haciendole tragar sus propios peces crudos...

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 5


UN POQUITO DE LUZ

     El Pardin, tercer día de la pentana, comenzó con una rutina atípica entre tía y sobrina.
     –¡Tía! ¡Arriba! ¡Vamos a llegar tarde a la academia!
     Para sorpresa de Myrnah, Larian había saltado de la cama con los primeros rayos del sol, y no parecía ella misma. Prácticamente, estuvo apurándola desde que se levantó. La mujer terminó por preparar un desayuno desprolijo e insípido, y salieron de su casa a paso veloz.
     El día estaba despejado. El cambiante clima de la región seguía mostrando su facilidad para cambiar la cara. La lluvia, que había amenazado con aparecer el día anterior, parecía haberse dado a la fuga. Con el barro ausente en los caminos, tía y sobrina no tardaron mucho en llegar a la academia.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 4


BUSCANDO UN RUMBO

     Las cosas grandes e importantes iban a tardar en llegar... Al parecer, más de lo esperado...
     Larian estaba decepcionada. Y también enojada consigo misma...
     Se había tomado su tiempo para hablar con los profesores de la Rama General y la Rama Arcana, y se animó a realizar todas las pruebas evaluatorias. Pero los resultados no fueron los esperados, porque su desempeño fue sumamente regular, aunque hubo algunas excepciones...

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 3

COMIENZOS

     Esa misma tarde fue la más tortuosa que Larian hubiese recordado vivir. Cada alumno debía llevar un nutrido bolso con ropa, elementos de aseo personal y materiales de estudio que necesitarían para la academia. Algunos materiales no los tenían en casa, así que Myrnah se pasó la tarde recorriendo el mercado para conseguir pergaminos, viales de tinta, plumas y otros objetos. Larian, en tanto, preparó parte de su ropa y otros elementos.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 2

ALGO MAS QUE UN APELLIDO

     Larian no lo podía creer.
     Ella y su tía estaban en el comedor de la academia, bebiendo una colación tras la ceremonia. Una rolliza mujer se había presentado como Gloria, encargada del salón, y fue la encargada de tomar sus pedidos tras mostrarles un pergamino con todo lo que ofrecían. La semielfa pidió un jarro con jugo de manzanas pero Myrnah se decantó por un aromático té de especias.
     Llevaban un largo rato sin cambiar palabra, mientras Larian jugueteaba con el pesado jarro. Ausente, se dijo que el utensilio tenía peso suficiente como para aturdir a un orco. Pero luego se obligó a concentrarse e hizo un repaso mental de todo lo ocurrido esa mañana...