La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 18


UN DESCANSO SIN DESCANSO

     Era la hora 08.00 del Pardin 32 de Nirdul.
     Era tan temprano que el sol apenas asomaba en el horizonte, y Larian se dirigía a su habitación en la Torre Gneiseneau. Becca la había autorizado a retirarse esa misma mañana y la semielfa no tenía intención de perder el tiempo. No quería malgastar otra jornada de clases, o le costaría mucho ponerse al día con sus tareas. Grande fue su sorpresa cuando descubrió que sus compañeras aún dormían, y fue más grande aún cuando una embotada Leyla le explicó que ese día no habría clases.
     –Estamos a 32 de Nirdul, Larian. Es el Día de los Anocheceres...

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 17


MAREOS Y POCIONES APESTOSAS

     Las luces actuaban como agujas sobre sus ojos...
     Larian notó que una persona la miraba de cerca, pero no supo quién era. Trató de bloquear la luz con su mano, con poco éxito, y se vio obligada a mantener los ojos cerrados...
     –Niña... –dijo una voz muy conocida–. No me quejo de tus visitas porque son agradables. Pero a éste paso acabarás con mi ración de pociones...
     Aún con los ojos cerrados, Larian supo dónde estaba. El extraño olor ya le era familiar...
     –Hola, Becca...
     –¿Cómo te sientes, mi niña?
     –Como si... Como si hubiera sido golpeada por un caballo desbocado...
     –Entonces no es tan grave... Deberías sentir la embestida de una horda de orcos en pie de guerra... ¡Eso sí es un golpe, sí señor! Los niños de hoy se quejan por nada...

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 16


DE MAGIA Y MEMORIAS

     Los chicos aún no salían de su asombro.
     Era la hora 13.30 y estaban en el comedor, almorzando a toda prisa antes de regresar al evento. El combate entre Callendy y Obur había durado casi una hora y tuvo en vilo a la academia entera.
     Por fin, ambos jóvenes ingresaron al salón comedor y fueron recibidos con una ovación. Tenían encima las huellas del combate: estaban sudorosos y cubiertos de polvo, y parecían sorprendidos por el recibimiento. No parecían cómodos siendo el centro de atención, pero sonreían.
     –¡Felicidades para el campeón! –gritó un entusiasmado Piotr, levantando un jarro de jugo.
     –¡Para Callendy felicidades también! –agregó el mismo Obur.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 15


LA MUESTRA DE HABILIDADES

     Por fin, después de tanto trabajo y tantos misterios, llegó el Pardin 27 de Nirdul.
     Había sentimientos encontrados entre los alumnos, que serían el centro de atención de gente muy importante. Se notaba el nerviosismo en los chicos del primer ciclo, una sencilla resignación en los de segundo, y una frenética expectativa en los de tercero. Había excepciones, por supuesto, pero Larian era parte del promedio: sentía que los nervios se la comían por dentro.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 14


EL SEGUNDO AVISO

     El viento fresco comenzaba a dejar sus huellas en los árboles que rodeaban la academia. Desde la ventana de su habitación, Larian observaba cómo el alegre verde del Verano daba paso al melancólico sepia del Otoño. El paisaje fue cambiando y no sólo por el color, sino también por los árboles que iban perdiendo sus hojas. A lo lejos, hasta la ciudad de Stonish parecía más triste...
     Según el calendario, el Otoño había iniciado mes y medio atrás, pero el Verano había sido largo y recién ahora se notaban los cambios de estación. Larian esperaba que no pasara lo mismo en Invierno. A excepción de Callendy, que no parecía afectada por el clima fresco, los demás alumnos comenzaron a usar ropas abrigadas. La semielfa, tan adepta a las cómodas faldas, lamentó la aparición del frío.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 13


DAMARAN

     El Dommer 8 de Ilent amaneció nublado y con viento fresco.
     Tras lo ocurrido durante la noche, Larian se resignó a tener cara de sueño todo el día, pero decidió no contar nada de lo ocurrido. Sólo esperaba cruzarse con Ylandra para poder hablar con ella.
     Las chicas se habían organizado para desayunar lo más temprano posible, sospechando que la mayor parte del alumnado no estaba o seguía durmiendo.
     Efectivamente, el comedor estaba vacío salvo por la presencia de un pequeño humano. Se trataba de Lucas Qayen, un estudiante de la Rama Clerical de aspecto distraído. Las chicas tenían poco trato con él, y las pocas veces que cruzaron palabras les había parecido educado pero increíblemente desatento. La mayor parte del tiempo parecía estar sumergido en un mar de nubes, y ésta vez no fue la excepción.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 12


MÚSICA Y RECUERDOS

     Gracias a los cuidados de una esmerada Becca, las chicas se fueron recuperando.
     Al día siguiente, Malmur y Deriven fueron a visitarlas. Se aliviaron de verlas bien, y les dijeron que habían recibido una carta de su padre: Damaran no podría visitarlos porque su madre seguía enferma. Para no preocuparlos, los Muramar le pidieron al director que no avise a sus padres sobre lo ocurrido, y le dijeron que ellos mismos hablarían con él durante su próxima visita. Rogass accedió.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 11


EL PRIMER AVISO

     –¡A tu izquierda, Kim! ¡¡¡A tu izquierda!!!
     El grito de Larian surtió efecto, y Kim logró esquivar los colmillos del lobo. El monstruo volvió sobre sus pasos y estuvo a punto de lanzarse sobre Tamy, pero un conjuro de Leyla logró frenarlo en seco. El animal volvió a ponerse en pie, miró a las chicas y gruñó.
     ¿¡Cómo demonios había aparecido un lobo en la habitación...!?
     Ninguna lo sabía... Simplemente, apareció sin más...
     En la confusión inicial, una de las camas se volcó y terminó bloqueando la puerta. Eso dejó a Larian y a las trillizas atrapadas con el lobo, y el pánico siguiente hizo que Kim y Tamy malgastaron sus conjuros en un desordenado ataque. Sólo Leyla había usado su magia de forma acertada.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 10


JUGANDO A SER ESPÍA

     La primera pentana llegó a su fin y Larian se sintió muy contenta.
     Por un lado, le fue muy bien en sus clases. Por otro, había logrado compañía en su habitación, y pasó de estar sola a tener cuatro compañeras, ya que Callendy también fue bienvenida. Su parsimonia cotidiana brindó el equilibrio perfecto cona las frenéticas trillizas.
     Tal como había prometido, Myrnah la visitó el día Dommer por la mañana. Tía y sobrina pasaron un momento agradable mientras se ponían al tanto con las noticias, aunque el encuentro no tardó en volverse triste. Larian le contó lo que los Muramar le dijeron acerca de la muerte de sus padres, y hasta le habló sobre su imprevisto llanto y las lágrimas que escaparon de su control.

La Magia y el Arco - La Hoja de Arce, Primer Ciclo - Capítulo 9


COMPAÑIAS INESPERADAS

     –Hay cosas a las que no me acostumbrro, perro han sido unos días interresantes... ¿Verrdad...?
     –No te lo imaginas, Callendy... –replicó Larian, nerviosa.
     La semielfa estaba tratando de almorzar, pero las manos le temblaban. Callendy pareció notarlo pero, fiel a su comportamiento, no dijo nada. Malmur, por otro lado, disfrutaba de su almuerzo como si fuera un niño y no había notado los nervios de su amiga.
     –¡Vaya! No probaba ésta tarta desde el año pasado ¡Ñam!
     Era Verdin, último día de la pentana, y Larian no tenía más materias hasta la pentana siguiente. Estaba lista para ir a su casa y hablar con su tía acerca de sus primeros días en la academia. Planeaba saludar a los Muramar después del almuerzo, pero no había imaginado almorzar con Callendy y mucho menos con Malmur.